4 síntomas tempranos del cáncer de ovario que debes conocer

El cáncer de ovarios no siempre produce síntomas en las primeras etapas. Si aparecen síntomas, pueden incluir dolor, hinchazón y la necesidad de orinar con más frecuencia de lo usual.

El cáncer de ovarios puede ser difícil de detectar de forma temprana. Una razón es que, si aparecen síntomas, pueden parecerse a los de otras afecciones.

Además, los ovarios son pequeños y se encuentran muy dentro del abdomen, lo que hace difícil para el médico palparlos durante un examen físico.

Según la Coalición Nacional del Cáncer de Ovarios, solo aproximadamente el 15 por ciento de los casos de cáncer de ovarios es diagnosticado en las primeras etapas. La organización insta a que cualquier persona con molestia abdominal inexplicable que dure más de 2 semanas consulte al médico.

En este artículo, conoce qué síntomas pueden causar el cáncer de ovarios en las primeras etapas, cuándo consultar al médico y qué involucra el proceso de diagnóstico.

¿Cuáles son los primeros síntomas del cáncer de ovarios?

Es posible que el cáncer de ovarios no cause síntomas en las primeras etapas. Si se presenta alguno, estos tienden a ser muy generales.

Los síntomas del cáncer de ovarios pueden aparecer en cualquier etapa, pero tienden a desarrollarse en las etapas posteriores, ya que las protuberancias ponen presión en la vejiga, útero y recto.

Los síntomas más comunes son:

  • hinchazón
  • dolor en la parte de la pelvis o el abdomen
  • sensación de saciedad poco después de empezar a comer
  • tener necesidad más urgente o frecuente de orinar

Otros síntomas incluyen:

  • indigestión o malestar estomacal
  • fatiga
  • dolor de espalda
  • estreñimiento
  • distensión abdominal
  • dolor durante las relaciones sexuales
  • cambios menstruales, como sangrado irregular

Estos síntomas pueden tener una amplia variedad de causas y no necesariamente causadas por el cáncer de ovarios. Sin embargo, si cualquiera de estos síntomas es nuevo, frecuente o persistente, busca consejo médico.

Cuándo debes ver al médico

El cáncer de ovarios es difícil de diagnosticar en una etapa temprana. Por este motivo, es importante conocer los factores de riesgo y comunicarte con un médico si aparecen síntomas.

En particular, busca asesoría médica si cualquier síntoma nuevo abdominal o pélvico:

  • no desaparece
  • está presente la mayoría de los días
  • no es causado por otra afección
  • no responde al tratamiento de venta libre o a los remedios caseros
  • empezó durante los últimos 12 meses y duró más de 2 semanas

Los investigadores todavía buscan maneras de detectar el cáncer de ovarios. No existe un procedimiento estándar, según la Sociedad Americana Contra el Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés).

Factores de riesgo

Algunos factores de riesgo para el cáncer de ovarios incluyen:

  • historial familiar de cáncer de seno, ovarios o colon
  • historial familiar de cáncer de seno
  • tener una mutación genética BRCA1 o BRAC2 específica u otro factor de riesgo genético de cáncer de seno o de ovarios
  • tener un primer embarazo a término después de los 35 años
  • nunca haber tenido un embarazo a término
  • usar la terapia hormonal después de la menopausia
  • obesidad
  • algunos tratamientos de fertilidad y medicamentos caseros
  • endometriosis
  • edad, ya que la mayoría de los casos de cáncer de ovarios se desarrollan después de la menopausia
  • fumar
  • tener el síndrome de Lynch
  • ser de ascendencia europea occidental y/o judía asquenazí

Si una persona tiene historial familiar de cáncer reproductivo o gastrointestinal, es posible que quiera considerar la asesoría genética. Esto puede mostrar si tienen mutaciones genéticas específicas que aumentan su riesgo de cáncer de ovarios.

Los factores que pueden reducir el riesgo general de desarrollar cáncer de ovarios incluyen:

  • usar medicamentos anticonceptivos orales, en algunos casos
  • someterse a una cirugía del sistema reproductivo, como una histerectomía, extirpación de ovarios o una ligadura de trompas
  • evitar los factores de riesgo, como fumar
  • mantener un peso saludable
  • llevar una dieta rica en frutas y verduras frescas y baja en azúcares y grasas agregadas
Diagnóstico

Para diagnosticar el cáncer de ovarios, un médico empieza haciendo preguntas sobre cualquier síntoma, incluyendo:

  • cuándo empezaron
  • cómo respondieron a los tratamientos caseros
  • con qué frecuencia ocurren

El médico también preguntará sobre el historial médico personal y familiar, incluyendo cualquier historial de cáncer de ovarios, cáncer de seno u otros tipos de cáncer.

Luego realizará un examen pélvico. Es posible que pueda determinar si los ovarios están inflamados o agrandados, o si existe líquido en el abdomen.

El médico puede recomendar exámenes adicionales si:

  • Nota algo inusual durante el examen pélvico.
  • Los síntomas pueden indicar cáncer de ovarios.
  • Existe un alto riesgo de cáncer de ovarios.

A continuación, exploramos algunas pruebas y detecciones que pueden ayudar a detectar el cáncer de ovarios:

Un ultrasonido transvaginal

Esto implica insertar una sonda para ultrasonido en la vagina. La sonda transmite una imagen del útero, las trompas de Falopio y los ovarios.

Estas imágenes pueden mostrar posibles protuberancias y el médico incluso puede saber si estas protuberancias son sólidas o son quistes, y cuáles son sacos no cancerosos llenos de líquido.

La mayoría de las masas detectadas en los ultrasonidos no son cancerosas.

Prueba de sangre de CA-125

Esto mide los niveles de una proteína llamada CA-125 en la sangre. Si una persona tiene cáncer de ovarios, estos niveles pueden ser más altos de lo usual.

Sin embargo, otras afecciones también pueden aumentar los niveles de CA-125, como la enfermedad inflamatoria pélvica y la endometriosis. Y no todas las personas con cáncer de ovarios tienen niveles altos de CA-125.

Además, los resultados de la prueba de CA-125 son más difíciles de interpretar antes de la menopausia, así que los médicos usualmente solo la usan después de la menopausia.

Tomografía computarizada

Las tomografías computarizadas pueden proporcionar imágenes de la cavidad abdominal y la pelvis, y pueden mostrar si existe cualquier protuberancia inusual.

También pueden mostrar si el cáncer se ha propagado a tejidos cercanos.

Métodos de detección y prevención

Actualmente no existe una manera confiable de detectar el cáncer de ovarios. Aun así, para las personas con alto riesgo, un médico puede realizar:

  • un examen pélvico
  • un ultrasonido transvaginal
  • una prueba de sangre de CA-125

Sin embargo, no existe evidencia de que las pruebas de detección ayuden a reducir el riesgo de cáncer de ovarios.

Usualmente no es posible evitar que se desarrolle este tipo de cáncer, pero tener un estilo de vida saludable puede ayudar a mejorar la salud general y puede reducir el riesgo.

Algunas estrategias incluyen:

  • no fumar y evitar el humo de segunda mano
  • llevar una dieta variada y saludable
  • hacer ejercicio regular
  • evitar o limitar el consumo de alcohol

¿Qué tan probable es que los síntomas indiquen cáncer?

El cáncer de ovarios es relativamente raro, representando un estimado de 1.2 por ciento de todos los casos de cáncer diagnosticados en 2020 en Estados Unidos. Es responsable del 2.3 por ciento de todas las muertes relacionadas con el cáncer en el país.

En general, es mucho más probable que los síntomas relacionados con el cáncer de ovarios sean causados por otras condiciones mucho menos graves.

Sin embargo, cualquier persona que experimente síntomas inusuales o persistentes debería buscar asesoría médica.

Pronóstico

Si el médico diagnostica cáncer de ovarios en las primeras etapas, la tasa de supervivencia a 5 años es de aproximadamente 93 por ciento. Esta cifra refleja la posibilidad de vivir durante al menos otros 5 años después del diagnóstico.

Si el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo, la tasa de supervivencia a 5 años es del 31 por ciento. Entre 2010 y 2016, la tasa de supervivencia general a 5 años para las personas con cáncer de ovarios fue de alrededor de 48.6 por ciento.

Es importante indicar que las tasas de supervivencia se basan en promedios de datos anteriores. Las personas ahora viven mucho más tiempo después de un diagnóstico de cáncer de ovarios. A medida que nuevos medicamentos y tratamientos están disponibles, el pronóstico continúa mejorando.

Conclusión

Los síntomas del cáncer de ovarios pueden aparecer en las primeras etapas, pero con frecuencia no aparecen sino hasta más tarde. Estos incluyen hinchazón, dolor en la espalda baja, pelvis y abdomen, y aumento en la necesidad de orinar. Sin embargo, estos también son síntomas comunes de otras afecciones.

Una persona debería buscar asesoría médica si tiene síntomas pélvicos o abdominales inexplicables que son graves, que duren más de 2 semanas o que no desaparecen con los tratamientos de venta libre y las técnicas de cuidado en casa.

En general, mientras más rápido la persona reciba un diagnóstico y empiece el tratamiento, será más probable que obtenga un buen resultado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *